¿Qué tipos de implantes dentales existen y en qué se diferencian?

tipos implantes dentales

En múltiples ocasiones, la pérdida de dientes es inevitable y el paso de los años favorece este deterioro. Los implantes dentales suponen una de las mejores soluciones para reemplazar las piezas dentales que se han perdido.

Los implantes dentales son raíces artificiales que se colocan como sustitución del diente perdido. Su colocación devuelve al paciente tanto el aspecto funcional, recuperando la correcta masticación, como el aspecto estético, fundamental en la sonrisa del paciente. En Zabalegui Periodoncia somos especialistas en la colocación de estos implantes y nos hemos consolidado como la clínica dental de referencia en Bilbao.

Tipos de implantes más comunes

Conocer los tipos de implantes dentales más frecuentes y sus diferencias te ayudarán a entender las ventajas y riesgos de cada una de las opciones y cómo es el proceso de la intervención.

Implantes subperiósticos

Estos implantes consisten en una estructura de metal que se coloca en la mandíbula justo debajo del tejido de las encías, dejando unos salientes del marco donde se colocarán las piezas dentales. Este tipo de implantes requiere una cirugía compleja y, en consecuencia, un proceso de recuperación más lento y mayores complicaciones.

Implantes osteointegrados biocompatibles o biocompatibles

Estos implantes son los más utilizados y se trata de un pequeño tornillo elaborado con un material biocompatible que se inserta directamente en el maxilar o hueso de la mandíbula sustituyendo, así, a la raíz del diente.

Los implantes osteointegrados pueden ser a su vez de distintos tipos: de tornillo, cilíndrico o laminado, siendo este último muy poco frecuente. El material del implante, por otro lado, puede ser de titanio, porcelana o zirconio, que se elige en función de las necesidades de cada paciente. El de titanio es el más habitual por su efectividad, durabilidad y las ventajas que ofrece, ya que ofrece la posibilidad de ser colocado en uno o varios dientes consecutivos.

Implantes según el tipo de colocación

En función del tipo de colocación, podemos distinguir entre implantes inmediatos e implantes diferidos. Los implantes inmediatos se colocan simultáneamente a la extracción del diente y han demostrado tener el mismo éxito que los implantes diferidos. Su principal ventaja es la colocación del implante en una sola cita, lo que requiere mejor tiempo de tratamiento, una única anestesia y menos cirugía. Sin embargo, en ocasiones y dependiendo de la situación previa, no se puede utilizar esta técnica.

Los implantes diferidos se colocan tras la cicatrización del alvéolo o hueco que deja la extracción del diente. El periodo de curación suele durar entre dos y cuatro meses y se acompaña de un proceso de reconstrucción cuando se coloca el implante o en visitas posteriores.

Todos los implantes son realizados en nuestra clínica dental en Bilbao con una técnica que consigue una cirugía mínimamente invasiva, reduciendo los puntos de sutura y las molestias del postoperatorio. Hablamos de una técnica de colocación de implantes dentales prácticamente sin cirugía.

Si necesitas asesoramiento sobre implantes dentales y quieres saber cuál es la mejor opción para ti, recuerda que el mejor asesor es un profesional. Contacta con nosotros sin compromiso.