Periodoncia

La salud oral es un aspecto muy valorado hoy día en nuestra sociedad. Mantener unos dientes y una encía sana, además de facilitarnos el habla o la masticación, nos aporta sensación de seguridad y una mejor estética de nuestra sonrisa.

Una boca sana es aquella en la que no existen agentes irritantes que provoquen infección, bien sea a nivel de los dientes o de las encías. Y una sonrisa estética es aquella que cumple una serie de requisitos que hagan que nuestros dientes y encías estén en armonía con nuestra estructura facial.

Sabemos que una encía sana es aquella que presenta un color rosa pálido, se encuentra unida a los dientes formando un festón, no está engrosada por presentar inflamación y además no sangra.

La aparición de múltiples factores como la retención de placa bacteriana, favorece el desarrollo de enfermedades en las encías, las cuales se verán favorecidas, acelerada y agravadas por otros factores como el tabaco, enfermedades sistémicas como la diabetes o la genética.

La Periodoncia es una especial odontológica encaminada a recuperar la salud de los tejidos que soportan el diente (periodonto). Para ello, realizamos múltiples tratamientos quirúrgicos y no quirúrgicos encaminados a este fin.

En la fase diagnóstica, en casos complejos o recidivantes, realizamos un estudio microbiológico específico cuyo objetivo es determinar que tipo de bacterias están relacionadas con la patología periodontal y así actuar en consecuencia y de manera más específica.

En casos de periodontitis avanzadas, el tratamiento es en muchas ocasiones quirúrgico de manera que eliminemos de manera más eficaz los factores causantes de la enfermedad y establezcamos una situación clínica mas estable a largo plazo.

Cuando los defectos provocados por la enfermedad cumplen unas características concretas, hoy en día disponemos de materiales y técnicas quirúrgicas que nos permiten recuperar-regenerar en el diente parte del hueso de soporte perdido y así mejor su pronóstico a largo plazo.